Que pasa si tiene un grupo sanguíneo RH negativo?

 

Generalmente los médicos prescriben a las mujeres con un grupo sanguíneo negativo que tienen un aborto inducido o espontáneo o un parto una inyección de inmunoglobulina anti-D porque si el feto es de grupo sanguíneo positivo y que hay intercambios de sangre entre el feto y la mujer, ésta puede desarollar anticuerpos en su sangre que pueden afectar el proximo bebe que deseara tener.
Sin embargo, la investigación sobre el aborto inducido o espontáneo durante el primer trimestre (12 primeras semanas) ha mostrado que no hay o hay pocos intercambios de sangre entre el feto y la mujer y que ésta no produce cantidades suficientemente importantes de anticuerpos como para afectar el proximo feto. (62, 107 Por eso no recomendamos la inyección de inmunoglobulina anti-D. Sin embargo, si no se siente segura con eso, puede ir a consultar un médico o al hospital después del aborto explicando que tuvo un aborto espontáneo. El médico decidirá si hay que darle o no una inyección de inmunoglobulina anti-D.

Más información:

Algunos resultados muestran que administrar inmunoglobulina anti-D por sangramientos vaginales durante el primer semestre puede prevenir la reacción maternal o el desenvolvimiento de una enfermedad hemolítica en el recién nacido. La prática de administrar inmunoglobulina anti-D a una mujer de grupo sanguíneo RH negativo después de un aborto espontáneo ocurrido durante el primer semestre del embarazo está fundada en opiniones de expertos y extrapolaciones de casos de hemorragias feto-maternales en el curso de embarazos avanzados. La eficacia de su uso en el primer trimestre no está comprobada. (62, 107)