Juicio en El Salvador: La violaron, quedó embarazada y ahora la pueden condenar a 20 años de prisión

 

La salvadoreña Imelda Cortez Palacios, de 20 años, va a juicio tras haber soportado violaciones sexuales de su padredesde los 12, haber parido a una bebé en una letrina de su casa a los 18 y está presa desde los 19 por tentativa de homicidio especialmente agravado, tras desmayarse tras el parto.

Imelda-Cortez-660x330.jpg

 Una mujer enfrentará mañana el juicio dictado por una corte de El Salvador el pasado septiembre, que la acusó de intento de homicidio, cometido supuestamente al tratar de abortar a una niña producto del abuso sexual de su padrastro.

La joven Imelda Cortez experimentó, según la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto, “un parto extrahospitalario el 17 de abril de 2017 y desde entonces está privada de libertad” y “podría ser condenada a 20 años de prisión”.

“Ella sufrió violencia sexual sistemática desde que era una niña. Tenía 12 años cuando su padrastro, Pablo Henríquez, de 70 años, la comenzó a agredir” y resultó embarazada, de acuerdo con el relato de la organización.

Asimismo, la abogada de Cortez, Alejandra Romero, señaló que “no existe evidencia científica para acusarla de tentativa de homicidio agravado”, dado que “ningún elemento probatorio demuestra la existencia del dolo por parte de la imputada”.

Diversas organizaciones defienden que la joven sufrió violencia sexual desde que era una niña y tenía 12 años cuando su padrastro, Pablo Henríquez, de 70 años, la comenzó a agredir y quedó embarazada.

El Salvador es uno de los pocos países del mundo en los que el aborto está prohibido en todas las circunstancias, y donde las mujeres que sufren complicaciones del embarazo, que provocan abortos espontáneos o emergencias obstétricas, son a menudo acusadas de homicidio agravado por la Fiscalía.

En octubre de 2016, el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) propuso al Congreso la despenalización del aborto en los casos en que exista violación, riesgo de muerte de la madre o inviabilidad fetal.

No obstante, entidades que promueven la despenalización del aborto han señalado que esta iniciativa tiene pocas probabilidades de avanzar dado que la derecha, que se opone a la reforma, tiene la mayoría de los escaños del Congreso. EFE