Es difícil hacerme un aborto medicinal yo misma?

 

No. Puedes tomar Mifepristona y Misoprostol tú misma. El uso de la Mifepristona y el Misoprostol es tan sencillo como el de cualquier otro medicamento. Puedes obtener instrucciones precisas de cómo usar estos medicamentos, qué esperar de ellos y cuándo ir al doctor. Si tienes alguna pregunta acerca de cualquier paso del proceso, puedes ponerte en contacto con una línea de ayuda. Un aborto medicinal no necesita hacerse en un hospital o en una clínica médica. Los riesgos de un aborto medicinal con los mismos que los de un aborto espontáneo. Alrededor del 15% de todos los embarazos terminan en un aborto espontáneo y generalmente estos ocurren en casa y no en un hospital. La mayoría de las mujeres saben cómo lidiar con un aborto espontáneo y sólo van al hospital en caso de problemas graves como un sangrado profuso o fiebre. Un aborto medicinal provoca un aborto espontáneo. Siempre y cuando estés sana y no tengas más de 10 semanas de embarazo, puedes tomar los medicamentos en casa. 64

Más información:

La Mifepristona y el Misoprostol no causan efectos secundarios que deban ser monitoreados en una clínica. La autoadministración de Mifepristona y Misoprostol es sencilla. A diferencia de otros medicamentos como la adriamicina o la penicilina inyectable que requieren ser administradas bajo supervisión médica para monitorear reacciones rápidas y potencialmente fatales, ni la Mifepristona ni el Misoprostol tienen una administración complicada y no involucran condiciones peligrosas que requieran de observación durante o inmediatamente después de su administración. 7

Se han llevado a cabo diversos estudios acerca de si una mujer debe o no tomar el Misoprostol como parte del tratamiento en casa y han concluido que sí, las mujeres pueden tomar Misoprostol en casa pues es seguro hacerlo 14 . En estos estudios varias mujeres tomaron Mifepristona en la clínica y después tomaron el Misoprostol en su casa. El Misoprostol es la parte del tratamiento que causa las contracciones y el sangrado. Exite más riesgo con el Misoprosol que con la Mifepristona. Sin embargo, como los investigadores han determinado que las mujeres pueden usar de manera segura el Misoprostol en casa, también pueden hacer lo mismo con la Mifepristona.

De la misma manera, dichos estudios han demostrado que las mujeres pueden lidiar con los efectos secundarios. Se llevó a cabo un estudio que incluyó a miles de mujeres estadounidenses para ver si éstas eran capaces de utilizar segura y exitosamente la Mifepristona y el Misoprostol, sin contar con una gran atención médica 7 y los investigadores concluyeron que las mujeres eran totalmente capaces de seguir instrucciones de cuidado después del procedimiento cuando se presentaba algún problema. Asimismo se concluyó que las mujeres del estudio eran capaces para lidiar con el desecho de tejido y sangre cuando éstas se enfrentaron solas a un aborto médico.

En otro estudio que involucró a más de 1,000 mujeres, los investigadores establecieron que tal vez las visitas de seguimiento después de un aborto médico eran innecesarias; de hecho declararon que: “Se ha sugerido que el proporcionar consejos e instrucciones sencillas a las mujeres puede ser una alternativa viable a un seguimiento en una clínica pues hay poca evidencia de que en las visitas de seguimiento en clínica se detecten enfermedades que las mujeres no puedan aprender a reconocer por sí mismas fuera de la clínica" 20 . Las mujeres buscarán ayuda médica si se encuentran en problemas. Cuando tienen acceso a información y cuidado médico en caso de emergencias, las mujeres en países desarrollados y en desarrollo pueden lidiar con los efectos de un aborto que ellas han llevado a cabo 1 .

En Escocia se reunion un grupo de doctores quienes organizaron un studio en el cual varias mujeres se realizaron abortos médicos en su casa. Uno de los investigadores, el Dr. Gillian Penney de la Universidad Aberdeen declaró “Me sorprendió grandemente el nivel de aceptación que tuvo entre las mujeres el aborto en casa. Creía que les sería aterroizante y que querrían estar con el personal necesario para que las apoyara durante todo el procedimiento; sin embargo, las mujeres que llevaron a cabo el aborto realmente sentían que podrían encargarse de todo en su casa. Muchas preferían estar con un acompañante de su elección, en su propia casa y así poder usar su propio baño". Ninguna de las 50 mujeres en el estudio informó haber tenido algún problema. El Servicio Británico de Consejería para el Embarazo y el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos apoyaron que las mujeres tuvieran acceso a abortos medicinales en su casa 46 .