El parlamento de Ecuador vota en contra de despenalizar el aborto en caso de violación

 

En un país donde cada día paren 7 menores de 14 años producto de violación, la Asamblea Nacional decidió rechazar ayer la reforma legal que despenalizaba la interrupción del embarazo en caso de violación.

_108848793_gettyimages-1168994059.jpg

Según la ley actual, en el país andino solo es legal abortar si la vida de la mujer está en riesgo o si una mujer con discapacidad mental fue violada. Las actuales leyes de aborto en Ecuador están vigentes desde 1938 y la última vez que el país debatió si legalizarlo o no en casos de violación ocurrió en 2013, cuando el Parlamento también votó en contra.

Abortar después de haber sido víctima de violación seguirá siendo considerado delito en Ecuador. A falta de unos cuantos votos aprobatorios, la Asamblea Nacional rechazó este martes 17 de septiembre una reforma legal que despenalizaba la interrupción del embarazo cuando este hubiera sido producto de una violación.

"La lucha continúa por los miles de mujeres que han sido obligadas a parir de sus agresores, por las que han fallecido en la clandestinidad y por las que aún no nos rendimos. Será ley porque no es un tema de dogmas, es un tema de derechos".

Eso fue lo que escribió en su cuenta de Twitter la asambleísta Marcela Aguiñaga, una de las que respaldó la despenalización del aborto.