CDMX, el lugar sin riesgos para abortar

 

El aborto es legal en la CDMX desde hace 12 años Más de 209 mil mujeres recurrieron a ese procedimiento en este tiempo
La Secretaría de Salud local indicó que el 47.1% de las mujeres a las que se les practicó interrupción legal del embarazo desde el 2007 tenían entre 18 y 24 años de edad.

aborto.jpg

Hace 12 años, la Ciudad de México se convirtió en el único estado del país en permitir la interrupción legal del embarazo antes de que se cumplan 12 semanas de gestación, sin importar la causa o motivo de las mujeres para recurrir a él. Según datos presentados por la Secretaría de Salud local, desde 2007 y a la fecha se han realizado 209 mil 353 mil procedimientos legales y gratuitos en la capital del país.

De las 13 clínicas de la Ciudad de México donde se puede interrumpir el embarazo, ninguna ha reportado decesos maternos, en dicho periodo al realizar ese procedimiento. Esto coloca a la capital mexicana por encima del estándar internacional, que establece una muerte materna por cada 100 mil abortos realizados.

El 96% de las mujeres que decidieron abortar, según los datos oficiales, eran o son residentes de tres estados: 146 mil 110 mujeres de la Ciudad de México, 55 mil 233 del Estado de México, y mil 277 de Puebla.

Con un menor nivel de asistencia a instalaciones capitalinas para abortar, está el caso de 16 mujeres residentes de Campeche, 32 de Baja California Sur y 30 de Colima, entre otros. 

Incluso se ha dado el caso de 63 mujeres provenientes de países extranjeros, a las que también les realizó el procedimiento.

La Secretaría de Salud local confirmó que el 47.1% de las mujeres a las que se les practicó interrupción legal del embarazo tenían entre 18 y 24 años de edad. Mientras que el 4.9% correspondió a interrupciones para adolescentes de entre 15 y 17 años de edad, y solo el 0.7% correspondió a embarazos infantiles, de los 11 a los 14 años.

El 86.1% de las mujeres asistieron a la interrupción de su embarazo dentro de las primeras nueve semanas de gestación.

De los más de 200 mil abortos, 161 mil 788 se realizaron con medicamentos, 44 mil 524 con aspiración y 3 mil 041 a través de un legrado.

Otros datos son que del total de mujeres, 34.8% se dedicaba a labores domésticas, 25.1% era estudiante, y 24.2% empleada, cuando les practicaron el aborto. Un 54.8% era soltera, 12% casada, y un 28.7% tenía una unión libre.

En cuanto a nivel de estudios, 41.1% tenía nivel preparatoria, 31.9% secundaria, y educación superior 17.8%.

La CDMX, “una isla”

Actualmente el aborto está tipificado como delito en todo el país. Aparece en los 32 códigos penales de las entidades federativas, así como en el federal. Sin embargo, en el caso de la Ciudad de México, gracias a la reforma al artículo 144 del Código Penal local, si el aborto se realiza antes del tercer mes no es considerado un delito, sin importar la causal o la razón de la mujer.

La aprobación de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) trajo consigo una reforma en la Ley de la Salud del entonces DF, en la cual se reconoce la objeción de conciencia del médico, pero también establece como una obligación que la Secretaría de Salud provea de manera gratuita el servicio.

Diferentes organizaciones han manifestado que la Ciudad de México se ha convertido en “una isla” para el acceso a la interrupción del embarazo, mientras sigue la lucha de colectivos y activistas para extender su aplicación legal de todo el país.

En la mayoría de los estados de México, el aborto solo se permite en caso de violación o cuando la mujer se encuentra en peligro. Las legislaciones de cada estado varían respecto a ello. En Sonora, el aborto -si no se cumplen con dichas excepciones- se penaliza con seis años de prisión, en Tlaxcala se cumple una pena de 15 días a dos meses de prisión.

Existen otras legislaciones estatales que presentan medidas alternativas a prisión. En Yucatán y Tamaulipas, el juez puede sustituir la prisión por tratamientos médicos, y en Baja California Sur la pena puede ser realizar 200 días de de servicio social.

En estados como Michoacán y Yucatán el derecho a interrumpir el embarazo se permite por causa económica.