El aborto en América Latina

 

En 2018, las discusiones para despenalizar el aborto en Argentina y la presentación de un proyecto de ley en Chile para ampliar las causas ya permitidas alimentaron las discusiones. Entre tanto, en Brasil, Paraguay y México, las reacciones a favor y en contra sobre este tema se mantienen más allá de las legislaciones actuales.

1529002780_075313_1529004062_sumario_normal.jpg

En junio de 2018, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó un proyecto de ley que despenalizaba la interrupción del embarazo hasta la semana 14. Pero a pesar de las masivas movilizaciones de mujeres, el Senado no le dio el visto bueno.

En una cerrada votación de 38 votos a favor y 31 en contra, Argentina se mantiene con una ley que data de 1921 y que, de acuerdo con los movimientos feministas de ese país, le impide a la mujer tomar decisiones en torno a “cómo y cuándo ser madres”.

En el vecino país, Chile, es legal el aborto hasta la semana 14, pero un proyecto de ley busca la despenalización de la actividad fuera de las tres causales permitidas: cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la madre, inviabilidad fetal o en caso de violación.

En el año 2017, el Partido Socialismo y Libertad (Psol) de Brasil presentó un recurso ante la Corte Suprema de ese país en la que planteaban la situación de una brasileña que no pudo abortar en su país.

La Corte Suprema brasileña decidió en 2018 llamar a expertos y organizaciones nacionales e internacionales para realizar un debate sobre el tema. En Brasil, al igual que en Chile, el aborto es legal bajo tres causas. A pesar de ello, algunas organizaciones como la Unión de Juristas Católicos defienden la actual legislación bajo el argumento que la misma redujo en un 26 % las muertes por abortos en el país.

Paraguay es uno de los países de Latinoamérica con una alta tasa de embarazos en menores de edad. En ese país el aborto es legal si se practica por violación, riesgo de muerte o problemas en el feto, no obstante, las cifras indican que se registran entre 20 y 30 mil abortos clandestinos cas año.

Amnistía Internacional en ese país trabaja para que se produzca un cambio en la legislación actual que, entre otras cosas, provea a las niñas y mujeres de toda la información necesaria antes de abortar.

Las mujeres que desean practicarse un aborto en México deben trasladarse hacia la capital del país. Ciudad de México, es la única entre las 32 entidades de ese país que despenalizó el aborto antes de la semana 12 de gestación.